viernes, 25 de enero de 2008

El brujo que llegó del este: La Saga de Geralt de Rivia

Si existe un lugar en el que la fantasía y la narrativa se dan las manos sin que una desprecie a la otra ése es la Europa del Este. Marcados por una rica tradición, los escritores del otro lado del telón de acero no han querido cortar los lazos con su pasado folclórico, mientras que la Europa occidental los mira por encima del hombro. Y entre ello Polonia ocupa un lugar de privilegio. Si en el caso de la ciencia ficción nos encontramos con el ilustre Stanislav Lem, en cuestión de fantasía no hay autor que hoy en día rivalice con Andrzej Sapkowski, cuyaas historias recuerdan una versión oscura, cínica y retorcida de la tradición oral. Y entre ellos destacan las historias del brujo Geralt de Rivia, quien intenta sobrevivir como cazador de monstruos. Armado con con sus dos espadas al hombro -la de acero para hombres, y la de plata para bestias- Geralt se enfrenta a las dudas de cuál de las dos criaturas son más inhumanas, lo que le convierten en un observador irónico y cínico o (de modo más o menos reluctante) en partícipe de acontecimientos que se escapan a su control.
En la figura de Geralt de Rivia, Sapkowski crea un personaje con el que el lector simpatiza desde el principio mientras se adentra en lo más recóndito de la oscuridad humana. Considerado uno de los grandes narradores modernos en su país, la obra del escritor ha sido adaptada al comic, el cine, la televisión y muy recientemente a un videojuego. Una recomendación: comprad los seis volúmenes que hasta la fecha han sido editados por Bibliópolis en español. Os ahorraréis un paseo de vuelta a la librería. No digáis que no os avisé.

Los títulos son:
-El último deseo
-La espada del destino
-La sangre de los elfos
-Tiempo de odio
-Bautismo de fuego
-La torre de la golondrina
-La dama del lago (de próxima aparición)

2 comentarios:

JL dijo...

Es una obra realmente excepcional, que mejora con cada libro. La traducción debió ser realmente complicada con la riqueza de dialectos que exhibe, pero lo que más me gusta es cómo juega el autor con el tiempo y la información.

Hay muy pocas sagas (o libros) comparables en el género.

International Khiladi dijo...

Una saga excelente. ¡Ya podría Martin aprender de ella!