miércoles, 6 de febrero de 2008

El futuro de los libros

Desde hace un par de años ha aumentado la oferta en el mercado de lectores portátiles de e-books. A diferencia de las PDA's, estos lectores están diseñados con pantallas del nuevo papel electrónico, cuya lectura no cansa la vista más de lo que lo haría la lectura de un libro normal. Su ligero peso y su autonomía hacen de ellos una atractiva pieza a poseer por aquellos que devoramos libros y que queremos seguir haciéndolo durante años.
Podéis leer un interesante artículo comparativo realizado por la gente de Mundo Geek sobre los diversos modelos en este enlace.


El Cybook Gen3 de la compañía francesa Booken


El Irex Iliad, uno de los modelos más caros existentes

5 comentarios:

El Sagutxo solitario dijo...

Me da igual que no cansen la vista y que sea como leer un libro normal, hasta que no les pongan olor a páginas nuevas, nada. Eso sí, me libraría de los ácaros ;)

Morgan Blackhand dijo...

Pues a mí sí que me influye lo de la vista, que leer desde el PALM te destroza.

Juanma Ríos dijo...

Estas cosas están bien si te vas de viaje o algo de eso, pero nada podrá sustituir un libro auténtico. De todas formas, y por más que nos empeñemos, quizás las nuevas generaciones no saben apreciar en toda su amplitud lo que significa tener un libro entre las manos y, tal y como dices, sea éste el futuro que le espera a los libros, gracias a ellos. Nunca se sabe...

Morgan Blackhand dijo...

Tengo más de 2000 libros de papel en mi reducida guarida. No he dejado de comprar desde que tengo razón de ser, pero no me parece que estos lectores representen una amenaza para el libro clásico. Yo sólo les veo ventajas (como poder llevarse de viaje una biblioteca entera donde escoger).

El Sagutxo solitario dijo...

Yo vi el otro día que Amazon ha sacado un lector de ebooks propio. Por lo que he leido, estos lectores son diferentes que una pantalla de Palm o PDA, son menos cansados para la vista y se lee mejor. Eso está bien, sobre todo para irse de viaje, como dice Juanma, o para llevar la tira de libros, como dices, Morgan. De todas maneras, la antidad de ebooks es aún bastante limitada, así que esperaremos.