lunes, 16 de junio de 2008

Yo de mayor quiero ser Spider Jerusalem: Transmetropolitan

A algunos de mis (pocos) lectores les extrañará que en la Biblioteca se reseñe un comic (puedo escuchar gritos de "¡Herejía!") pero a mí me parece un medio tan válido como la novela para que se encuentre entre mis estantes. Además, Warren Ellis pertenece a la generación de guionistas que durante los últimos diez años han insuflado vida a un medio empobrecido nuevamente por estereotipos. Transmetropolitan nos presenta a Spider Jerusalem, un periodista que es la versión cyberpunk de Hunter S. Thompson, irreverente, inquebrantable, drogadicto, amargado y, por encima de todo, en busca de la verdad en un mundo futuro demasiado parecido a nuestra realidad diaria. Ellis no se muerde la lengua a la hora de escupir vitriolo contra el establishment, no importa de qué clase (no se libra ni la prensa). A lo largo de los 60 números que duró la colección, Spider Jerusalem reflexiona sobre la religión, la política, el hastío de la sociedad y la hipocresía moral de un mundo que al no le importa nada la pérdida de sus derechos mientra pueda seguir viendo la televisión y consumiendo sus drogas de diseño. El dibujo de Darick Robertson es efectista y recrea a la perfección el ambiente cyberpunk de la historia. Transmetropolitan fue editado en parte hace años en español por Norma y ahora ha sido retomado por Planeta, aunque os recomiendo la versión original del mismo, disponible en cómodos volúmenes que engloban las diversas tramas de la serie.
Transmetropolitan es una gran obra, un intento de remover las conciencias aunque sea a golpes de bate de béisbol. Imprescindible.

2 comentarios:

Juanma Ríos dijo...

A mí también me gustan los cómics. Pertenezco a la generación Marvel (en especial Spiderman, del que hace mucho llegué a tener entre mis manos todos los primeros números), aunque también leí tela de los españoles Mortadelo y Filemon, Superlópez (el mejor de ellos, sin duda), etc.

Voy a echarle un vistacillo a ese que recomiendas, porque parece curioso. Ya te diré si finalmente me lo pillo.

No hace mucho me compré uno con una idea genial y unos dibujos muy entrañables: "Diario de un fantasma", de Nicolas de Crécy. Para los que nos dedicamos a esto de la "creatividad" y esas cosas es fantástico. El personaje principal es la "idea" de un diseñador. Al principio es un mero boceto, apenas un borrón, y conforme avanza la historia se va perfilando, tomando forma propia. Es genial.

¡Gracias por la recomendación! Ya te diré qué me parece.

Saludos!

Daniel Santos dijo...

Sin duda mi cómic favorito. Un tortazo en toda regla al sistema económico, político, social, religioso. Y encima, tremendamente divertido y genialmente escrito.