miércoles, 16 de septiembre de 2009

Se hace camino al andar: En el camino

Pocos autores con una carrera más bien corta han sido tan influyentes en la literatura norteamericana del s.XX como Jack Kerouac. Padre indiscutible del movimiento beat (pese a que él renunciaba a esa catalogación), el autor es recordado en especial por su segunda novela: En el camino.
En el camino narra las desventuras del joven Sal Paradise (alter ego novelesco del propio Kerouac) mientras cruza Estados Unidos en compañía de Dean Moriarty (alter ego de Neal Cassidy) un disparatado perdedor que busca por encima de todo la felicidad y la diversión sin importarle el cómo e incluso el por qué. En sus viajes los dos se cruzarán con toda una serie de personajes estrafalarios, a su vez alter egos de conocidos y compañeros de andanzas del autor.
Pese a la multitud de alusiones sexuales y al consumo masivo de drogas que escandalizó a muchos a su publicación (incluso cuando el texto ya había sido censurado), el libro refleja la cara más oscura de la Norteamerica de finales de los años 50, un país arruinado por la guerra en el que no hay sitio para aquellos que están fuera de su modelo de sueño americano y en el que las minorías son exprimidas sin piedad. Kerouac no deja de señalar su condición de perdedores una y otra vez, con capítulos en los que parece que todo se puede remediar para los protagonista, justo para torcer luego la situación tras cometer una estupidez . Por encima de todo En el camino no es una apología psicotrópica: es un libro sobre la amistad entre dos personajes que saben que tienen el mundo en contra, empezando por ellos mismos.
Convertido en un libro de culto por las siguientes generaciones, En el camino marca un punto de inflexión sobre el que arrancarán los autores del realismo sucio americano y que hoy en día no sólo no se ha convertido en una anécdota histórica sino que sigue manteniendo la fuerza que tuvo a su publicación.
En el camino es el libro número 20 del reto de lectura de las 52 semanas.

No hay comentarios: