lunes, 25 de abril de 2011

Las herramientas del escritor: Ommwriter

Que te dejen en paz para poder escribir tranquilo es algo que no siempre podemos conseguir fácilmente. Cierto, te puedes poner a escucha música en los auriculares, pero eso no funciona siempre y no a todo el mundo. Ommwriter nos propone una nueva forma de atacar el problema.



Cierto, puede parecer una herramienta para gafapastas (¡Crom los maldiga!) pero la verdad es que el programilla en cuestión tiene muy buena pinta. Está disponible en Mac y PC, con una versión gratuita muy completa. Podéis descargarlo en este enlace. Ah, y dad gracias a Ms.Delphine, que ha sido ells quien me ha dado el chivatazo.

2 comentarios:

JL dijo...

Las aplicaciones minimalistas maximizadas son la nueva tendencia (en parte introducida por la fiebre tablet/iPad). No viene más que a sacar a relucir algo que llevo pensando desde hace tiempo: los interfaces modernos no hacen más que molestar, petando la pantalla de barras de botones, opciones, menús y herramientas cuyo uso no es para nada intuitivo ni evidente.

Con herramientas de escritura tiene incluso más sentido por varios motivos, pero sobre todo porque las herramientas de un Word en su mayoría sobran: no sirven para escribir, sino para maquetar, y además para maquetar pobremente. Al que escribe poco le debería importar la separación de párrafos, los márgenes de página o el tamaño del tipo de letra: es mucho más importante que no se le moleste con contaminación visual en pantalla y tenga acceso rápido y cómodo a su texto.

Los programas de escritura minimalistas van demasiado lejos (junto con el interfaz, también te quitan las features, pero no ya las de maquetación, sino las realmente útiles, como buscar y reemplazar o un buen diccionario). Pero resaltan una tendencia. El Word ya tiene un modo minimalista de pantalla completa desde hace un par de versiones, y la novedad más anunciada del nuevo OSX Lion es precisamente mejor soporte para pantalla completa.

Bulldozzzer dijo...

Ey, pues tiene una pinta bestial la verdad. Habrá que probarlo!