domingo, 3 de junio de 2012

Monopolios electrónicos y la caída de los DRM

El último año ha sido movidito en lo que a los libros electrónicos se refiere. La guerra abierta entre Amazon y MacMillan ha acabado en convertirse en un "todos contra Amazon" que ha tenido un resultado inesperado: Tor, editorial de ciencia ficción y fantasía del grupo MacMillan, ofrece su catálogo entero de e-books sin DRM.
Esta medida lleva años en boca de los aficionados, hartos de que les pongan pegas añadidas a la compra de productos electrónicos. Pese a que la decisión viene a raiz de una decisión "egoista" (como nueva maniobra por el control del mercado electrónico), tenemos que alegrarnos de que, por una vez, sea en beneficio de nuestros intereses.
Algunos de los autores más importantes de Tor como son John Scalzi, Cory Doctorow y Charles Stross siempre se han mostrado partidarios de retirar cualquier protección electrónica de los e-books. Os recomiendo unas cuantas entradas al respecto en los blogs de estos autores:

-Una extensa y acertada reflexión sobre los motivos de esta política, de la mano de Charles Stross en este enlace .

-Unos apuntes sobre los DRM y la salida del nuevo libro de John Scalzi, en este enlace.

-Cory Doctorow explica por qué los DRM son malos para el negocio, en este enlace.

Los tres textos están en inglés, pero os recomiendo leerlos aunque sea usando Google Translate, puesto que son muy informativos al respecto de tan espinoso tema como la paranoia editorial y los e-books.


3 comentarios:

Werden dijo...

Precisamente el DRM es tema candente en todos los campos. El estudio polaco de The Witcher se ha plantado diciendo que obvia estas medidas para sus ventas digitales porque no quiere impedimentos que complican la vida a justos compradores legales porque eso no evita la piratería, sino que convierte las copias bajadas en más cómodas de usar sumando a su atractivo al coste 0.

He llegado a manejar un (estupendo) Sony Reader 350, y de fabrica venía con soft dentro y para que me instalara para comprar en la tienda Abobe. Encontré la cosa tan incómoda por sus requerimientos de seguridad y sus precios tan absurdos que no pasé de ese vistazo.

Actualmente no estoy leyendo nada por pura saturación de curro, pero en meses anteriores he llegado a estar leyendo copias ilegales de libros que tengo legalmente comprados desde hace años (en formato bolsillo o de segunda mano, no soy millonario) y es que el lector pesa menos, me permite llevar varias lecturas y sacarlas de casa juntas y es tan cómodo que lo prefiero así... pero no pagaré dos veces por el mismo libro.

Morgan Blackhand dijo...

La gente de CD Projeckt RED no sólo no han puesto DRM a The Witcher. Hay que recordar que son los dueños de GOG, el "Steam de juegos clásicos". Una de las condiciones para colgar un juego en GOG es que no lleve DRMs porque no quieren poner ningún posible impedimento a sus clientes. Hay que recordar (como bien dice John Scalzi en su reciente post al respecto) que, a día de hoy, no hay DRM infranqueable. La persona que se descarga algo sin intención de comprar nada o porque "todo es gratis en internet" es alguien que nunca será un posible cliente/comprador, por lo que debe quedar fuera de las posibles estadísticas.

Werden dijo...

Disiento con Scalzi, un estudio de la UCLA centrado en la música concluía que no bajaba el índice de compra de quien compra, sino que ahora se compraba conociendo todo el disco y gustando por repetidas audiciones y se compraba informado a tiro hecho, ya que existe un factor de valor añadido de la copia física y de coleccionismo.

Lo que había variado es el comprar motivado por la radiofórmula o sin conocer las caras B, pero sobre todo el que todo el mundo escuchaba más música y apilaba más.

Por esta razón puedo haberme leído durante el tiempo que estuve postrado en la cama todos los libros de Marco Didio Falco obtenidos de forma poco legal, pero si encuentro una edición bolsillo o un precio razonable (6-9 euros) sin duda compraré un ejemplar para regalar a mi padre o mi pareja, lectores convencionales o de leer en parques. ¿Por qué? Porque sé que así apreciaran el gesto y se molestarán en darle una oportunidad, aparte de que sabrían o no querrían tratar con una copia digital. Y lo regalaría ''a tiro hecho'' a sabiendas que conociéndoles y conociendo las novelas, les gustará. Es una venta que no habrían hecho nunca porque si de algo vamos saturados es de novela histórica... pero todas no son iguales, claro.