martes, 5 de febrero de 2008

Cuando mueren los libros...

Éste es el panorama que podemos encontrar en lo que hace 20 años era el depósito municipal de libros escolares de Detroit. Hoy es un edificio fantasma con miles de libros esparcidos como carcasas muertas de alguna extraña clase de criatura retorcida y deformada. Es una vergüenza que la dejadez del sistema burocrático haga que los libros tengan un final tan trágico.
Podéis ver la galería completa de fotos aquí.


2 comentarios:

El Sagutxo solitario dijo...

Es que lo de Detroit es flipante. Hace poco estuve viendo una galería de imágenes de la ciudad en general y es que da hasta miedo.

¡Robocop, te necesitamos!

International Khiladi dijo...

Robocop no se, pero un poco de "carpet bombing" si. La culpa no sólo es de las administraciones porque la gente de Detroit ha permitido este crimen o_ò